nuestra visión — conectar. crecer. ir.

connect conectar


En Iglesia Victoria conectamos por medio de servir. Creemos que servir el uno al otro es lo que empodera a nuestra iglesia ser lo mejor posible.


conectar

grow victory crecer


En Iglesia Victoria crecemos a travez del discipulado. Creemos que el discipulado es el proceso continuo por el cual maduramos en nuestras vidas espirituales.


crecer

grow victory ir


En Iglesia Victoria vamos para alcanzar a los demás. Creemos que Dios nos manda a compartir con otros lo que Él ha hecho por nosotros y lo que Él puede hacer por ellos.


ir

Quién es Iglesia Victoria


Aquí en Iglesia Victoria somos una familia, y tenemos lugar para todos. Tenemos pasión por Jesus y por los demás. Nuestro deseo es verlo crecer en cada área de su vida y, por lo tanto, nos esforzamos en instruir verdad Bíblica en todo aspecto de Iglesia Victoria. ¡Visítanos! Nos encantaría que fueras parte de nuestra familia.

Principios Rectores


Maduraz Espíritual

Continuamente crecemos en nuestra relación con Jesús, fortaleciéndonos con oración, el estudio de la biblia, participación en la iglesia, alabanza y relaciones que nos acerquen a Dios y fortalezcan en el Espíritu Santo, por medio de una doctrina y una autoridad espiritual. Efesios 4:11-16, Hechos 2:42, Filipenses 3:12-17, Colosenses 1:28-29, Hebreos 6:1-2, Hebreos 13:17, 2 Pedro 1:5-8

Integridad

Nos esforzamos por ejemplificar los niveles más altos del carácter y la moralidad de Dios en todas las áreas, para que estemos “encima de cualquier reproche e inocentes,” teniendo como resultado un cambio en el espíritu, nuestra moralidad, y responsabilidad en nuestro carácter. Filipenses 2:15-16, Tito 2:11-14, Salmos 119:1, Salmos 25:21

Mayordomía

Nosotros estamos comprometidos sabiamente a usar nuestro tiempo, dinero, y compromiso personal. Reconociendo que todo le pertenece a Dios. 1 Corintios 4:2, Juan 18:9, Mateo 25:19-23, Malaquías 3:10-12, Lucas 6:10

Relaciones

Estamos dedicados a invertir en amistades autenticas, valorando a las personas en la comunidad y construyendo una confianza mutua; mientras crecemos nuestra vida juntos. Efesios 4:15, Filipenses 2:4, 1 Juan 1:7, Juan15:12-13

Unidad

Estamos comprometidos a un espíritu de cooperación y trabajo en equipo, mientras adoptamos valores, principios, y creencias mutuas, y un trabajo en equipo para cumplir nuestras metas y la visión de la Iglesia. Efesios 4:1-3, Romanos 15:5, Salmos 133:1, Eclesiastés 4:12

Servicio de Liderazgo

Jesús es nuestra motivación y ejemplo para enfocarnos en otros, promover la preferencia de los demás por encima de nosotros mismos. Nosotros manejamos una actitud de humildad y fortalecimiento a otros, para que todos puedan llegar a su potencial máxima y cumplir por completo su llamado. Filipenses 2:1-4, Marcos 9:35, Mateo 20:28, 1 Corintios 9:19

Excelencia

Nosotros nos fortalecemos por medio de un continuo ofrecimiento a dar lo mejor por medio de Dios. Nos exigimos unos estándares altos de calidad, porque creemos que Dios merece nuestros mejores esfuerzos todo el tiempo. Romanos 12:1-2, 1 Corintios 3:12-14, Colosenses 3:17, 23, 1 Samuel 16:7
 

Nuestros Líderes

Empezamos como familia de dos.
John

Pastor Ryan Thomas

Pastor de Iglesia Victoria y Misiones

contactar me


Pastor Matt & Erica Ware

Pastor Matt y Erica Ware

Pastores Principales de Victory Church

contactar me


Luke

Pastor Gary Washington

Pastor de Consejería

contactar me


Mark

Pastor Mike Ware

Pastor Fundador

contactar me


Luke

Juli Hobby

Director Ejecutivo

contactar me


Pastor Matt & Erica Ware

Christy Thomas

Directora del Ministerio de Niños

contactar me


Mark

Jeanne Ware

Directora del Ministerio de Mujeres Director

contactar me


Pastor Matt & Erica Ware

Matthew Harmon

Director de Discipulado

contactar me



Sharon Bieganski

Controlador de Comunicaciones

contactar me


 
 

Declaración de Fe


LA TRINIDAD

Creemos que hay un Dios, quien es una Trinidad, ó Tri-Unidad, de tres personas distintas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Todos son co-iguales y co-eternos (1 Juan 5.7; Génesis 1.26; Mateo 3.16-17, 28.19; Lucas 1.35; Isaías 9.6; Hebreos 3.7-11).

LA SANTA BIBLIA

Nosotros creemos que la Santa Biblia, y únicamente la Biblia, es 100% la Palabra de Dios. Es la autoridad final en determinar toda verdad doctrinal. La Biblia, en su forma original, es inspirado e infalible (2 Timoteo 3.16; 2 Peter 1.20-21; Proverbios 30.5; Romanos 16.25-26).

JESUCRISTO

Creemos que Jesucristo es Dios el Hijo, la segunda persona de la Trinidad. Jesucristo es 100% hombre y 100% Dios. Él es el único hombre que ha vivido una vida sin pecado. (Juan 1.1-14, 20.28; 1 Timoteo 3.16; Isaías 9.6; Filipenses 2.5-6; 1 Timoteo 2.5).
EL NACIMIENTO VIRGEN: Jesucristo es el único Hijo primogénito del Padre, concebido por el Espíritu Santo en la virgen María. Por eso, Jesús es el Hijo de Dios. (Mateo 1.18, 20, 23; Lucas 1.27; Romanos 5.12-21).

LA SALVACIÓN

Somos salvos por la gracia (la cual es inmerecido) a través de la fe en Jesucristo, Su muerte, enterramiento, y resurrección. La salvación es un regalo de Dios, no un resultado de nuestras buenas obras ni ningún esfuerzo humano (Efesios 2.8-9; Gálatas 2.16; 3.8; Tito 3.5; Romanos 10.9-10; Hechos 16.31; Hebreos 9.22).

LA SANGRE DE CRISTO

Jesucristo, por haber vivido una vida sin pecado, Su sangre derramada en la cruz del Calvario es 100% suficiente para limpiarnos de nuestros pecados cuando la apropiamos individualmente a través del arrepentimiento y la fe. Jesús se entregó para ser castigado por los pecados que hemos cometido, otorgando a todos los que en Él creen libertad del castigo de pecado (el cual es la muerte) (1 Juan 1.7; Apocalipsis 1.5, 5.9; Colosenses 1.20; Romanos 3.10-12, 23, 5.9; Juan 1.29).

EL ARREPENTIMIENTO

El arrepentimiento es un compromiso a alejarse del pecado en cada área de nuestra vida y de seguir a Cristo. A través del arrepentimiento recibimos el perdón de nuestros pecados y la salvación apropiada. (Hechos 2.38, 3.19).

CRISTO HABITA DENTRO DE TODO CREYENTE

Un Cristiano es una persona quien ha invitado al Señor Jesucristo a venir y morar dentro él por el Espíritu Santo. Es alguien quien ha puesto su confianza en lo que Cristo ha logrado por él cuando murió, fue enterrado, y resucitó de la muerte (Juan 1.12, 14.17, 23, 15.4; Romanos 8.11; Apocalipsis 3.20).

EL BAUTISMO EN AGUA

Después de creer en el Señor Jesucristo, la Palabra de Dios le manda al nuevo creyente ser bautizado en agua en el Nombre del Señor (Mateo 28.19; Hechos 2.38).

LA IGLESIA

La iglesia es el Cuerpo de Cristo, la habitación de Dios a través del Espíritu, con responsabilidad divina para el cumplimiento de la gran comisión de Cristo. Cada persona quien haya nacido del Espíritu es una parte integral de la iglesia como miembro del cuerpo de creyentes (Efesios 1.22, 2.19-22; Hebreos 12.23).

LA CENA DEL SEÑOR

La Cena del Señor es un tiempo de comunión en la presencia de Dios, cuando los creyentes se toman los elementos del pan y el vino (ó jugo de uva), los cuales representan de alguna forma misteriosa y espiritual el cuerpo y la sangre del Señor Jesucristo, como recordatorio del sacrificio de Cristo en la cruz. (1 Corintios 10.16, 1 Corintios 11.23-25; Marcos 16.16; Hechos 8.12, 36-38, 10.47; Mateo 26.26-29).

EL BAUTISMO EN EL ESPÍRITU SANTO CON LA EVIDENCIA DE HABLAR EN NUEVAS LENGUAS

Iniciado en Pentecostés, el bautismo en el Espíritu Santo es la promesa del Padre, dada por Jesús después de Su ascensión, para dar poder a la Iglesia para predicar el evangelio en toda la tierra. El propósito primordial de hablar en lenguas es edificar al creyente a través del mejoramiento de su vida de oración (Hechos 2.1-4, 17, 38-39, 8.14-17, 10.38, 44-47, 11.15-17, 19.1-6; Mark 16.17; Joel 2.28-29; Mateo 3.11).

LA SANTIFICACIÓN

La santificación es el proceso continuo de ser apartado por Dios, caracterizado por nuestro rendimiento a Dios para el cumplir el desarrollo del carácter de Cristo en nosotros. El estilo de vida de desarrollar la justicia y santidad es la evidencia a toda persona que el Espíritu de Cristo mora en nosotros (1 Tesalonicenses 4.3, 5.23; 2 Corintios 3.18, 6.14-18; 2 Tesalonicenses 2.1-3; Romanos 8.29, 12.1; Hebreos 2.11).

LA SALUD Y LA PROSPERIDAD

Creemos en esto, como parte del trabajo de Salvación de Cristo, es la voluntad del Padre que los creyentes sean saludables y exitosos en todas las áreas de su vida: 1) Espirituál (Juan 3:3, 11; 2 Corintios 5:17-21; Romanos 10:9-10). 2) Mentál y Emocionál (2 Timoteo 1:7; Romanos 12:2; Isaías 26:3). 3) Físico (Isaías 53:4; Mateo8:17; 1 Pedro 2:24). 4) Financiera (Josué 1:8; 3 Juan 1:2; Malaquías 3:10-11; Lucas 6:38; 2 Corintios 9:6-10; Deuteronomio 28:1-4; Salmos 34:10, 84:11; Filipenses 4:19). Sanidád de los Enfermos: Sanidád de los enfermos es ilustrado en la vida y ministerio de Jesús, es también incluido en la comisión de Jesús a sus discípulos. La Sanaidád es una provisión de Cristo en su expiación en la cruz, como muestra dada en señal a los creyentes. (Mateo 8:16-17; Santiago 5:14-16; 3 Juan 2; Salmos 103:2-3; Isaías 53:5; Marcos 16:17-18).

LA SEGUNDA VENIDA DE JESÚS

Jesucristo físicamente y visiblemente retornará al mundo por la segunda vez para estableces Su Reino. Las escrituras no revelan el día ni la hora que regresará. (Apocalipsis1:7; Mateo 24:30, 26:63-64; 1 Tesalonicenses 4:15, 17; 2 Tesalonicenses 1:7-8).

LA RESURRECCIÓN

Creemos que Jesucristo físicamente resucitó después del tercer día de entre los muertos para ser glorificado por su muerte en la cruz. Un día todos los creyentes en Cristo también físicamente resucitarán, para que sus cuerpos sean glorificados en vida eterna como premio y estar en el cielo en la presencia de Dios. (Lucas 24:16, 36, 39; Filipenses 1:21-23, 3:21; 1 Corintios 15:42, 44; Juan 2:19-21, 20:26-28, 21:4; Hechos 24:15).

LA ÚLTIMA CENA

La última cena es una comunión única en la presencia de Dios. Cuando los elementos del pan y vino (o jugo de uva) tienen una representación espiritual entre el cuerpo y la sangre de Jesucristo, son tomadas por los creyentes en recordatorio del sacrificio que Cristo hizo en la cruz. 1 Corintios 10:16, 1 Corintios 11:23-25; Marcos 16:16; Hechos 8:12, 36-38, 10:47; Mateo 26:26-29).

EL CIELO

El cielo es el lugar eterno para todos los creyentes en Jesucristo. (2 Corintios 5:1; 1 Pedro 1:4; Hebreos 11:16; Juan 17:24; Mateo 5:3, 12, 20, 6:20, 19:21, 25:34). El Infierno: Después de la vida en el mundo, estos que han decidido rechazar a Cristo serán juzgados por Dios y enviados al infierno, en donde pasarán la eternidad siendo atormentados por Satanás y todos sus demonios. (Hebreos 9:27; Mateo 25:41; Apocalipsis 14:9-11, 20:12-15, 21:8; Marcos 9:43-48).